Asistencia remota
Consulta tecnica

Ver todas las noticias


mantenimiento informatico
HISTORIAL
  • QUÉ ES Y EN QUÉ CONSISTE LA CONSULTORÍA INFORMÁTICA PARA EMPRESAS
  • TIPOS DE VIRUS INFORMÁTICOS
  • VELOCIDAD DE CONEXIÓN: CÓMO COMPROBAR LA VELOCIDAD DE INTERNET
  • GESTORES DE CONTRASEÑAS: QUE SON, COMO Y CUANDO USARLOS
  • ¿QUÉ OPORTUNIDADES OFRECE EL RENTING TECNOLÓGICO A LAS EMPRESAS?

MICROSOFT SE LA JUEGA CON WINDOWS 8, O ¿DÓNDE ESTÁ MI MENÚ INICIO?

Casi todo el mundo tendrá que usar tarde o temprano, en casa o en el trabajo, el nuevo sistema operativo Windows 8, que Microsoft lanzará en Octubre. Algunas novedades nos dejan sin aliento, pero no por lo que han añadido, sino por lo que han eliminado. Aparentemente, la adaptación no será fácil. El hecho de que Microsoft lo plantee como una auténtica ruptura, ¿tiene que hacer temblar a los usuarios? Septiembre de 2012, por Carlos Picher  - www.linkedin.com/in/carlospicher

Microsoft plantea el lanzamiento de su nuevo sistema operativo Windows 8 para el 26 de Octubre, conjuntamente con su nueva tablet, Surface. La coincidencia no es casual, pues sin duda está dictada por la estrategia de hacernos percibir Windows como un sistema operativo válido no sólo en PC's, sino también en tablets, smartphones, y la XBox.

La apuesta de Microsoft parece decidida y es sin duda valiente. Parece que, teniendo claro que el mercado del PC hace aguas frente a los nuevos dispositivos, no quiere quedarse quieto mientras pierde una posición dominante.

Microsoft tiene dinero, sabe vender, y ya tiene experiencia en lanzarse a áreas desconocidas, pues es algo que ya ha hecho antes con éxito con xBox, por ejemplo. Y también sabe pelear usando su posición dominante como arma, todos recordamos cómo logró arrebatar hace años a Netscape su cuota de mercado en navegadores, usando estrategias de dudosa reputación.

Si ponemos sobre la mesa el hecho de que, a partir de ahora, se va a convertir también en fabricante de hardware con su nueva tableta, y que sus socios de toda la vida (los fabricantes de ordenadores) están algo más que irritados por haber visto como Microsoft irrumpe en su negocio, se abren muchas interrogantes.

Y a los usuarios, ¿cómo nos afectará? Pues bien, parece que al principio tendremos que sudar un poco para adaptarnos. Hace unos meses, un comentarista de la escena tecnológica, Michael Pirillo, quiso probar como se adaptarían los "usuarios reales", y puso a su padre a probar el nuevo Windows 8 mientras grababa sus reacciones. No os perdáis el video de este señor de aspecto amable, pelo blanco y camisa floreada, poniendo caras extrañas mientras intenta abrir sus programas o buscar el menú inicio ("¿Pero dónde está el menú inicio?", pregunta).

Porque uno de los mayores cambios, y quizás uno de los más criticados, es que Microsoft se ha cargado nuestra tabla de salvación: el menú inicio. Ya no existe. No está más. Pasaremos tiempo buscándolo, inventando trucos para poder tenerlo disponible, o descargando cualquiera de los add-ons que lo añadan de nuevo. Quizás es mejor que nos vayamos haciendo a la idea de que ya no estará más. Hay vida más allá del menú inicio.

Y si nos ponemos negativos, se han cargado los grupos de carpetas para agrupar aplicaciones, creando algo llamado "categorías". Y también muchos critican que hayan creado un tipo de icono que muestra información sólo cuando desplegamos el mouse, pues estamos acostumbrados a verlo todo, y nos volveremos locos buscando.

Y además, si hacemos caso a la regla no escrita (que hasta ahora nunca ha fallado), de que Microsoft saca un sistema operativo bueno, uno malo, uno bueno, uno malo... Después de Windows 7, ahora toca el malo.

Pero cuidado. No nos pongamos nerviosos. También hay cosas buenas.

El antiguo escritorio sigue ahí. El interfaz es realmente atractivo, y parece muy útil, especialmente para tablets y móviles. El equipo arranca muy rápido, apenas en 15 segundos. Y además, si hay algo que Microsoft sabe hacer bien, y nos lo ha demostrado largamente, es copiar: introduce una "Windows Store" prometiendo miríadas de aplicaciones. También un "File History", algo así como el "Time Machine" de Mac, donde podremos acceder a versiones pasadas de nuestros ficheros. También un sistema de almacenaje automático en la nube, en clara correspondencia al iCloud de Apple.

Pero la promesa estrella es la de tener una única experiencia y una única forma de trabajar en todos nuestros dispositivos. Y Microsoft no podrá hacerlo solo. Para ello, necesita que Windows 8 sea algo universal, como lo fueron las versiones anteriores, es decir, que los fabricantes de PC's y dispositivos lo integren. Pero el mundo de la tecnología ahora está más reñido, y las alianzas cada vez son menos estables y duraderas. Quien ayer era tu amigo, mañana puede ser tu enemigo. La verdadera tarea de Microsoft estará en convencer a los fabricantes que aún puede ser su socio. Veremos si los fabricantes están por la labor.

Enlaces de interés:

Nuevas funcionalidades en Windows 8:

http://en.wikipedia.org/wiki/Features_new_to_Windows_8

Windows 8 en una tablet Galaxy:

http://www.youtube.com/watch?v=5l1pZaTxjds

Cómo es Windows 8:

http://www.youtube.com/watch?v=KxqrGQOjGzk