Asistencia remota
Consulta tecnica

Ver todas las noticias


que-son-los-troyanos
HISTORIAL
  • QUÉ ES Y EN QUÉ CONSISTE LA CONSULTORÍA INFORMÁTICA PARA EMPRESAS
  • TIPOS DE VIRUS INFORMÁTICOS
  • VELOCIDAD DE CONEXIÓN: CÓMO COMPROBAR LA VELOCIDAD DE INTERNET
  • GESTORES DE CONTRASEÑAS: QUE SON, COMO Y CUANDO USARLOS
  • ¿QUÉ OPORTUNIDADES OFRECE EL RENTING TECNOLÓGICO A LAS EMPRESAS?

EL PELIGRO DE LOS TROYANOS

Los troyanos son una seria amenaza para cualquier ordenador con acceso a Internet y mucho más si en ese ordenador o la red a la que pertenezca tiene datos sensibles dado que, dependiendo de la clase de troyano que sea, puede permitir el acceso al ordenador a usuarios sin autorización y recopilar información o incluso controlar la máquina infectada de manera remota.

¿Qué es un troyano?

Aunque muchas personas utilizan la definición “virus” para englobar a prácticamente todas las amenazas informáticas, hay que decir que un troyano no es un virus, aunque se pueda distribuir y, en ocasiones, funcionar como tal.

Se diferencia respecto a los virus en su finalidad. Por ejemplo, un virus es un “inquilino” del ordenador que provoca daños específicos en diferentes lugares. En cambio, el troyano no necesariamente provoca daños porque no es su principal objetivo, aunque podría llegar a hacerlo.

Se les llama troyanos porque suelen estar alojados dentro de una aplicación, un archivo de música, un ejecutable, imágenes, un Excel o Powerpoint, etc. Cuando se instala, el usuario no sospecha que el programa que ha instalado venía con el troyano y a pesar de que el programa es completamente funcional, el troyano ya ha conseguido entrar en el ordenador.

¿Qué daños puede hacer?

En este aspecto entramos en un campo bastante peliagudo porque puede ser tremendamente peligroso. Puede robar información pero también puede subir y bajar archivos infectados de Internet, infectar archivos, permitir acceso a la máquina remotamente, alterar el hardware, ejecutar virus informáticos, apagar o reiniciar el ordenador sin previo aviso entre muchos otros aspectos.

¿Cómo podemos combatir los troyanos?

Por norma general suelen ser bastante difíciles de eliminar dado que muchos de ellos suelen auto replicarse, lo que hace que eliminarlo pueda llegar a ser bastante complejo. Por eso, lo más importante es tener un antivirus completamente actualizado, aunque hay troyanos que pasan desapercibidos para ellos.

Según especialistas en seguridad, el antivirus no es la manera de acabar con un troyano al 100% y una de las formas de acabar con ellos es borrarlos directamente del registro, algo que se hace de manera manual, con lo que se evita que vuelva a replicarse.

Por norma general, los troyanos suelen alojarse en el registro como una carpeta más de las que se pueden encontrar y la mejor manera de acabar con ellos es ir a inicio/ejecutar/regedit, con lo que se accede al registro donde se almacenan todas las configuraciones y también los cambios de registro que se han hecho en el ordenador.

En este caso hay que decir que si no se sabe lo que se va a hacer, lo mejor es no tocar el registro del sistema operativo, dado que podemos hacer que el sistema se vuelva inestable o que algún programa deje de funcionar o deje de hacerlo de manera correcta. Por eso, lo mejor es conseguir la ayuda de alguien que tenga conocimientos avanzados o que sea un profesional que pueda eliminar al troyano con total seguridad sin que esto afecte al buen funcionamiento del ordenador.