Asistencia remota
Consulta tecnica

Ver todas las noticias


amenazas-informaticas-ransomware
HISTORIAL
  • QUÉ ES Y EN QUÉ CONSISTE LA CONSULTORÍA INFORMÁTICA PARA EMPRESAS
  • TIPOS DE VIRUS INFORMÁTICOS
  • VELOCIDAD DE CONEXIÓN: CÓMO COMPROBAR LA VELOCIDAD DE INTERNET
  • GESTORES DE CONTRASEÑAS: QUE SON, COMO Y CUANDO USARLOS
  • ¿QUÉ OPORTUNIDADES OFRECE EL RENTING TECNOLÓGICO A LAS EMPRESAS?

RANSOMWARE, LA AMENAZA LATENTE

Dentro del enorme universo de virus, troyanos y demás amenazas que hay en el mundo virtual, hay una clase que lleva cierto tiempo entre nosotros y se está convirtiendo en una auténtica amenaza, no solo para particulares sino para empresas o cualquier entidad u organismo que tenga un ordenador conectado a la red, el ransomware.

Se trata de un serio problema que puede llegar a cifrar toda la información que hay dentro de nuestro ordenador y donde los ciberdelincuentes exigente el pago de una cantidad determinada de euros mediante bitcoins preferiblemente o mediante cualquier otra plataforma de pagos que no deje rastro, para así quedar impunes.

No importa si se tiene Windows, Max, Linux o Android por ejemplo, al parecer hay todo un abanico de alternativas dispuestas a entrar en nuestro ordenador o dispositivo móvil y hacer de las suyas y ahora se ha comenzado a adentrar en el Internet de las cosas y está volviéndose cada vez más peligroso.

Según los últimos estudios, se calcula que las infecciones por ransomware han crecido exponencialmente en las empresas. En este caso, se detectaron unos 25.000 ordenadores infestados en 2014, cifra que ha superado el doble en este año que estamos a punto de finalizar y que seguirá su tendencia alcista en el próximo 2016.

No existe una estadística oficial sobre el avance de estas amenazas aunque podemos tener algunas referencias como el informe que lleva a cabo Kaspersky Lab. donde se certifica que las infecciones por ransomware seguirán creciendo y creciendo y se han convertido en un serio problema en la actualidad.

Tal como aparece en este informe, este aumento tan importante en lo relacionado con los entornos empresariales podría tener razón en la que se pueden pedir rescates mucho más elevados a una empresa que a un particular, así como que las empresas son mucho más vulnerables porque requieren de la información que ha sido encriptada para poder continuar con su negocio, por eso es más fácil que paguen el rescate.

Todos conocimos este año el conocido virus de la Policía que afectó a tantísimas empresas y particulares pero actualmente hay un nuevo tipo de ransomware mucho más peligroso. Se llama Chimera y tiene una característica muy especial para nuestro pesar, no solamente tiene la capacidad de cifrar los datos sino que puede llegar a hacer públicas las imágenes, archivos de texto o cualquier otra clase de archivo que tengamos en nuestro ordenador.

Con estas características no sería de extrañar que algunas empresas contratasen equipos de hackers para hacer espionaje industrial; sí, como si se tratase de una película de espías, lo que hará que el ecosistema de Internet sea un entorno más inseguro, especialmente si no se prestan las convenientes pautas de seguridad que todos debemos tener en cuenta, desde el más simple particular hasta la empresa más grande.

Ahí fuera, en Internet, hay muchas más amenazas de las que podemos llegar a pensar en un principio, por lo que en muchas ocasiones los antivirus o anti malware no son suficientes para frenarlas, y es ahí donde entra en funcionamiento nuestro sentido común, es decir, nada de descargarse archivos de webs desconocidas (y mucho menos desde ordenadores del trabajo) no aceptar archivos de nadie (aunque sea conocido) desconfiar de los archivos ejecutables que no sepamos al 100% si proceden de una fuente fiable, etc.